imagen Alimentación equilibrada

Desde que hago deporte frecuentemente me interesa más la alimentación ya que debido al mayor gasto calórico y energético considero que es fundamental comer adecuadamente. Y ya no solo eso, muchas personas tienen una ritmo de vida agitado o no realizan ningún ejercicio y no saben lo importante que es mantener una dieta equilibrada para evitar problemas de salud. Por eso, me gustaría compartir las principales consecuencias de no prestar atención a la alimentación.

Lo esencial sería realizar cinco comidas al día pero en muchos casos, esto no es posible, así que al menos se deben realizar las tres principales a las mismas horas todos los días sin saltarse ninguna. Saltarse comidas puede generar aumentos de peso, aunque parezca contradictorio, cuando haces esto, el cuerpo ralentiza el metabolismo para compensar la falta de alimentos y a veces tendrás los conocidos antojos. Además, en tu próxima comida lo harás en exceso. Asimismo, puede causar diabetes por el cambio en el sistema metabólico para finalmente retrasar la liberación de insulina después de comer.

No seguir una dieta equilibrada puede llevar al consumo excesivo de calorías, lo que se traduce con el tiempo en obesidad. Esto puede causar problemas importantes de salud, como enfermedades cardíacas, derrame cerebral y diabetes. Coloca presión sobre las articulaciones del cuerpo lo que conlleva a exacerbar la artritis, además de generar otras enfermedades como tiroides.

Comer en exceso comida rápida o azúcares crea cambios en el cuerpo que pueden proceder a otras enfermedades o problemas como resistencia a la insulina, presión sanguínea alta, arterias obstruidas, mayor riesgo en fractura de huesos o problemas dentales, entre muchos otros.

La alimentación es un proceso natural y voluntario. Incluye una serie de acciones que permiten al individuo introducir los alimentos con los nutrientes necesarios para la vida. Las tres principales clases de nutrientes son los llamados macronutrientes, utilizados en grandes cantidades y que incluyen: las proteínas, las grasas y los carbohidratos, todos los cuales dan energía al cuerpo y le permiten crecer y persistir. Otros nutrientes, que se requieren en menores cantidades, son los llamados micronutrientes, es decir, las vitaminas, los minerales, las enzimas y otros componentes de la dieta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s