Apoyo a las víctimas de cáncer de mama

Cada año se diagnostican 26.000 casos de cáncer de mama en España y los casos aumentan a un ritmo de un 2% anual. Una de cada 8 mujeres sufre cáncer de mama, una enfermedad que no se puede prevenir porque algunos factores como ser mujer, envejecer, tener hormonas… son inevitables, diversos estudios han demostrado que el riesgo de padecerla se puede reducir cambiando algunos hábitos en nuestra rutina.:

  • Hacer ejercicio físico: hacer ejercicio aeróbico de forma regular (con 4 horas a la semana podría ser suficiente) puede prevenir un porcentaje importante de tumores de mama. No hace falta salir a correr, por ejemplo, a diario -aunque si se hace mejor- basta con caminar a buen ritmo al menos media hora diaria.Un estudio publicado en la revista ‘Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention’, donde se siguió durante dos décadas a más de 73.000 mujeres postmenopáusicas. Aquellas que caminaban una media de siete horas a las semana tenían un 14% menos de riesgo de desarollar un tumor en el pecho; entre las más activas, que realizaban un ejercicio físico más intenso, la reducción del riesgo se elevaba al 25%.
  • Dieta: hacer una dieta mediterránea formada por una elevada ingesta de pescado, verduras, frutas, legumbres, patatas, aceite y bajo consumo de zumos y bebidas calóricas, puede reducir en un 30% el riesgo de cáncer de mama, según un estudio o realizar una dieta en bajo contenido graso también contribuye a reducir el riesgo. Los nutricionistas recomiendan:
    Mantener el peso corporal en valores saludables para la estatura y cuerpo. El índice de masa corporal, aunque no sea una medida perfecta, puede ayudarte a calcular tu peso saludable.
    Come muchas verduras y frutas (más de 5 tazas por día). Intenta limitar el consumo de grasa a menos del 20 % de las calorías totales diarias. Esta es una cantidad sumamente baja de grasa para consumir (una cantidad promedio es del 30 % al 35 % de las calorías diarias totales). Para comenzar, elimina algunos de los alimentos de más alto contenido graso (por ejemplo, las comidas fritas y la margarina) y poco a poco reduce la cantidad de grasa que comes.
    Come alimentos ricos en ácidos grasos omega 3.
    Evita las grasas trans, las carnes rojas y los alimentos quemados o ahumados. Verás que los alimentos procesados generalmente no son tan adecuados para este tipo de dieta como los alimentos frescos.
  • Sobrepeso y obesidad:tener altos niveles de hormonas femeninas circulantes (estrógenos) suele asociarse a mayor riesgo. En el caso de las mujeres posmenopáusicas  el sobrepeso suele ir asociado a este ambiente hormonal que favorece la aparición de tumores de mama. Por eso, el ejercicio físico, sumado a una dieta sana y a evitar el sobrepeso se postula como una buena receta preventiva contra la enfermedad.

Un abrazo y mucho ánimo a todas aquellas víctimas de cáncer de mama porque hoy es su día.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s