imagen Deporte para combatir la depresión y mejorar tu estado de ánimo

Que hacer deporte tiene numerosos beneficios para la salud, lo sabemos todos, aunque mucha gente todavía no quiera ponerlo en práctica, pero ayer me dí cuenta hasta donde puede llegar el realizar ejercicio físico. Yo ya sabía que corriendo, por ejemplo, me siento más feliz pero no solo eso, el deporte puede ayudar a combatir la depresión, ansiedad, tristeza… No lo malinterpretéis no está demostrado que el ejercicio cure la depresión al completo (de momento), pero sí que es un aliciente que ayuda a superarla pues hay estudios científicos que demuestran que el deporte diario hace las misma funciones que tomar un segundo fármaco en procesos de depresión (este se utiliza a menudo cuando los medicamentos iniciales no consiguen la remisión de la enfermedad).

Todo esto viene a causa de este artículo que más que gustarme me sorprendió: un hombre supera su depresión corriendo por el Cañón del Colorado. Con esto no quiero decir que haya que cruzar el charco para sentirse mejor pero creo que sin duda podría ser un gran motivador para todas aquellas personas que padezcan esta enfermedad o simplemente se sientan tristes en momentos puntuales. Además, se sabe que realizar actividades físicas hasta tres veces por semana reduce un 16% las probabilidades de sufrir depresión. Cifra que aumenta seis puntos porcentuales con cada sesión adicional de entrenamiento.

Y si el deporte previene y alivia los síntomas de depresión es debido a los cambios hormonales, la distracción de pensamientos negativos, solemos olvidar los problemas y centrarnos en nosotros cuando estamos haciendo ejercicio, o mejoramos las relaciones sociales si practicamos deporte con alguien. Diversos estudios han demostrado que facilita el manejo de emociones negativas como la ira y la rabia y por otro lado, ayuda a mejorar la calidad del sueño.

Pero sobre todo tenemos una sensación única: cuando estamos haciendo deporte mejora la percepción de fortaleza, de seguridad y de control sobre uno mismo y sobre el medio. En este sentido, nos mejora nuestra sensación de autoeficacia y aumenta la autoestima. Los cambios en el cuerpo pueden mejorar nuestra imagen corporal y hacer que nos sintamos mejor con nuestro físico además de hacer crecer el sentimiento de mayor dominio en habilidades y capacidades físicas.

Definitivamente, yo no necesito ningún estudio científico que pruebe que me siento muchísimo mejor cuando hago ejercicio, ¿también os pasa a vosotros?

Puedes seguirme en TWITTER, INSTAGRAM o PINTEREST y/o puedes compartir este post en tus Redes Sociales 🙂
Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s