Carrera Popular Fundación Villalar

Ya sabemos que la vida está llena de casualidades y por qué no tentarla también con el magnífico mundo del running. La carrera fundación Villalar era la más rápida que había corrido -en la edición anterior- de todas a las que he ido hasta la fecha. Está bien, no tiene demasiada complicación y además es corta, gratis y al lado de casa.
El propósito era bastante obvio, correrla aún más rápido que el año pasado, pero las circunstancias eran diferentes.
Con un mes bastante jodido -perdonen la expresión-, con dolores de espalda, no me había quedado otra que dedicarle más tiempo a estirar, a practicar yoga, nadar y de correr casi me había olvidado. Si haces una cosa, no haces otra (por el tiempo, más que nada…). Es más, los entrenamientos de carrera han sido cuanto menos breves, muy poco intensos, y por qué no comentarlo también, patéticos en en lo que se refiere a ritmo y distancia. Aún así, ya decía que superarme era el principal plan, de esto que te emocionas y te vienes arriba al calzarte las zapatillas y ponerte las mallas, sabiendo que es prácticamente imposible y que lo más probable es que se te salga el corazón o algo peor.
Pero… ¡sorpresa! o ¡casualidad! 26:41 min es el tiempo, dicho sea de paso, a enmarcar. ¿Por qué? porque vale, no me superé pero sí igualé el del año pasado, que era exactamente el mismo.

La carrera era exactamente la misma: mismo circuito, misma vueltas, mismo todo (en 2014 empezó el gps un poco más tarde de ahí la diferencia de metros). ¿Como te sientes? Estupenda, maravillada, no quepo en mi de felicidad -que fácil es hacer feliz a alguien con tan poco-. Y eso que después subir dos veces una cuesta de 900 metros las cosas se podrían ver de otra forma, pero no. Mientras bajas todo va cambiando, al principio puede que sí, que maldigas a alguien por volver a cruzarte con esa subida hasta el auditorio pero después parece que te han puesto un motor y bajas ligera, sin esfuerzo.

Y llegas a meta más feliz que una perdiz con los chicos de runvasport.es plasmando el momento en un vídeo. Sobre el segundo 55 hago mi acto de aparición, saludando a mi querida madre que intentaba hacerme una foto de tan halagüeño momento. Pero que por suerte, o desgrcaia, no lo consiguió.

Fotografías: Trotas Valladolid, Vallarunners, Runvasport.es

Anuncios

8 comentarios

  1. Me pareces una campeona total!!! Te lo dije el otro día via twitter y te lo digo hoy aquí. Yo tengo que volver a trotar porque últimamente estoy haciendo otras cosas pero, lo que es correr, correr, lo tengo abandonado. Porque no me enteré de la carrera que sino, me habría apuntado!!! Bss!!

    Me gusta

  2. jajajajaque me pongo colorada!! muchas gracias 🙂
    si lo llego a saber te hubiera avisado… como no sé si estás aquí o en Madrid, porque la verdad esta carrera está muy bien! Apúntatela para el año que viene! un besazo!!

    Me gusta

  3. jajaja muchas gracias!! pues mi mayor problema yo creo que es no tengo demasiada fuerza en las piernas y es lo que estoy intentando mejorar…a ver si consigo más velocidad. un besazo!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s