¿Qué hacer cuando no puedes correr?

Muchas veces me frustro porque no puedo correr. Los motivos no importan pero parar es necesario, te obligan a hacerlo sin tener fecha de retorno y la situación cada vez se va complicando. Han pasado ya más de dos meses desde la última vez que lo hice bien, bien sin dolor. Fue cuando el cuerpo mandó la señal de stop. Escribo estas líneas para animarme a mí misma. A mí misma y cualquiera que cómo yo no ve la hora de volver a rodar sin molestias. No hacerlo se hace duro pero es mejor pararse y observar con cautela el camino, que seguir y no poder disfrutarlo.

NOVATEK CAMERA

En estos momentos, trato de mentalizarme y pensar que si no es hoy será mañana, y que aunque ahora estoy dando marcha atrás en todo el recorrido conseguido, si una vez lo he logrado, más adelante y con paciencia puedo volver a hacerlo. En el deporte no hay magia, es un sacrificio constante, a veces de entrenamiento y a veces de reposo, y es hora de afrontar lo que para mí es más duro. A veces hay factores que no acompañan pero en estas situaciones es dónde hay que ser fuerte, evitar los miedos a la lesión y saber que al final esto forma parte de su filosofía de vida.

Evitar deprimirse, concienciarse y no desanimarse. Trabajar en la recuperación para no dar marcha atrás y esperar que cada día que pasa esté un paso más cerca de volver a rodar. Aprender y analizar los porqués y el cómo. Al final todo es experiencia, y se podrá utilizar más adelante, conociendo los límites y condiciones mentales.

Y si lo pensamos bien, y lo más importante, existen muchas alternativas que no requieren el impacto al que te obliga correr y no tienes por qué perder todo el ritmo de competición. Puedes utilizar el tiempo en otros deportes igual de atrayentes que permiten estar distraído, con valores similares a correr, dejar fluir la mente y no pensar ni en la lesión ni en la ansiedad que ésta te pueda estar produciendo. Yoga, bici, natación… 

 

Todos ellos, complementan al running y practicarlos no va a ser en vano. Nadar nos ayuda a aumentar la capacidad motriz, ya que coordinamos nuestras extremidades y respiración. Pedalear nos permite trabajar otros grupos musculares y se complementa muy bien con la carrera sin tener que forzar el impacto con el suelo. Y practicar yoga es muy beneficioso para aprender a controlar la respiración, estirar, fortalecer tren superior e inferior y relajarse, entre otras muchas cosas. Aunque echemos de menos correr, ¿por qué vamos a desperdiciar otros estupendos deportes con ventajas similares?

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s